Diferencias entre la esterilidad y la infertilidad

Estos términos no son sinónimos, son dos conceptos absolutamente diferentes.

No es lo mismo una pareja que ve que no puede concebir, que una pareja que concibe sin dificultad pero sin que la gestación llegue a buen término. También los tratamientos para solucionar estos problemas, así como los estudios para conocer sus causas, son totalmente diferentes.

Te contamos qué diferencias hay entre infertilidad y esterilidad.

¿Cuánto se tarda en conseguir un embarazo? Los especialistas aconsejan esperar 12 meses para iniciar los estudios de fertilidad ya que el 96% de las parejas logran el embarazo en ese tiempo.

La edad de mayor probabilidad de embarazo en la mujer se encuentra entre los 22- 35 años, siendo durante estas edades las más comunes. Este es uno de los problemas más importantes para quedarse embarazada ya que, a los 35 años, la posibilidad mensual de quedarse embarazada es del 10%, mientras que a los 40 años es solo de un 5%. Esto no significa que una mujer de más de 35 años no pueda tener más hijos, sino que necesitará más tiempo para conseguirlo.

Tipos de esterilidad

La esterilidad es la incapacidad para concebir. Afecta a un 15% de las parejas, cuyas únicas opciones para tener hijos son la adopción y la gestación subrogada.

Maternidad-sustituta

Una pareja se considera estéril cuando, después de un año de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos, no se consigue el embarazo. A veces, la esterilidad se produce por causas externas como el estrés, el ritmo de vida de la pareja, sus hábitos o su alimentación. Podemos diferenciar entre: esterilidad primaria (la pareja nunca ha conseguido tener un hijo) y secundaria (después de haber tenido hijos, no consiguen un nuevo embarazo).

Factores de esterilidad femeninos

  • Causas ováricas: defectos de ovulación.
  • Causas tubáricas (de las trompas de Falopio): obstrucción, defectos de movimiento del ovocito, espermatozoides o cigoto.
  • Causas uterinas: cicatrices, miomas o malformaciones, defectos hormonales que provocan cambios en el útero.
  • Causas cervicales (el cérvix es la zona más inferior del útero): obstrucción, alteración del moco vaginal que dificulta el ascenso del semen.
  • Causas abdominales.
  • Factores psicológicos.

Factores de esterilidad masculinos

  • Pretesticulares: desequilibrio hormonal.
  • Testiculares: alteraciones genéticas, falta de testículo/s, alteraciones en la vascularización a nivel testicular, tóxicos como el tabaco y el alcohol, radiaciones…
  • Postesticulares: obstrucción de la vía y problemas en la eyaculación (disfunción eréctil, disfunción en la eyaculación…).

Tipos de infertilidad

Es la incapacidad que tiene la pareja para lograr que se produzca el embarazo. La infertilidad es un problema bastante frecuente en las parejas, en la actualidad un 20% de las parejas la sufren. No es una enfermedad, sino una consecuencia de una o varias enfermedades. Si después de un año manteniendo relaciones sexuales sin protección no se ha producido el embarazo, se considera que esas personas son infértiles.VientredeAlquiler

Los problemas se originan en ambos miembros de la pareja aunque se habla de infertilidad cuando una mujer ha conseguido quedarse embarazada pero no ha llegado a término o se ha producido la muerte del bebé horas después del parto. Podemos distinguir entre infertilidad primaria (la mujer se queda embarazada, pero la gestación pero no llega a término o el bebé muere poco después de nacer) y secundaria (la pareja ya tiene un hijo, pero cuando intentan volver a quedarse embarazada, aunque consiguen la gestación esta no llega a término).

Estas son algunas de las causas más comunes de infertilidad:

  • Factores genéticos: las anomalías cromosómicas justifican el 40-60% de los abortos, y constituyen una causa muy frecuente de aborto espontáneo.
  • Factores anatómicos: representan el 15-20% de las causas de aborto de repetición.
  • Factores endocrinos: su incidencia en el aborto de repetición es del 2-9%. Las causas principales de aborto de repetición dentro de este grupo son alteraciones en la secreción hormonal durante el ciclo ovulatorio, diabetes, y alteraciones tiroideas.
  • Enfermedades infecciosas: principalmente la sífilis.
  • Factores inmunológicos: como por ejemplo el lupus.
  • Factores masculinos: la calidad del esperma, anomalías cromosómicas, la edad paterna y los factores externos.
  • Factores psicológicos.

Existen dos técnicas diferentes para tratar la infertilidad, y la elección de una u otra dependerá de la causa que la provoque:

  • Inducción ovárica (IO) La IO consiste en la estimulación de la ovulación con preparados hormonales, que se administran por vía oral o inyectados a partir del segundo o tercer día del ciclo. Se efectúan controles periódicos con ecografías que permiten ver el número de folículos que genera la mujer y, en su caso, el mejor momento para realizar la inseminación artificial. Cuando se presentan tres o cuatro folículos, se suele cancelar el ciclo a fin de evitar el embarazo múltiple y un cuadro denominado hiperestimulación ovárica.
  • Inseminación artificial (IA) Es la introducción de semen en el cuello del útero femenino mediante una delgada cánula o catéter. El semen puede ser de la pareja o de un donante anónimo; esta segunda opción está especialmente indicada en caso de que el hombre padezca enfermedades hereditarias.