Hay muchas personas que por problemas de infertilidad, o por algún otro aspecto, no pueden tener sus propios hijos de forma biológica, es por ello, que la gestación subrogada o el vientre de alquiler, es una opción que cada vez se utiliza más y más.  Por norma general, los padres viajan a EEUU con el fin de hacer la maternidad subrogada, algo posible.

La legislación sobre gestación subrogada y vientre de alquiler en España, es una de las más avanzadas, no obstante en España, la ley sostiene que el bebé es del hijo de la mujer que lo gesta, aunque los óvulos y espermatozoides sean de otras personas. Es por ello que cada vez más se produce el llamado “turismo reproductivo”.

La agencia de gestación subrogada, se va a encargar de buscar a la madre gestante idónea a nuestro caso, aparte del asesoramiento tanto legal como psicológico, por otro lado, sus funciones no solo quedan ahí, sino que también se va a encargar de realizar el seguimiento durante el embarazo y el parto de la madre subrogada.

vientre de alquiler

¿En qué consiste el vientre de alquiler?

El vientre de alquiler, (otra forma más de llamar a la gestación subrogada),  este es el proceso en el cual una mujer ofrece su útero con el fin de gestar el hijo de otra pareja, o persona (aunque los casos más habituales son los de parejas, suelen darse también muchos casos de personas solas o solter@s).  Una vez el niño nace, la madre gestante o subrogada, renuncia a todos los derechos y obligaciones con ese bebe, y estos derechos y obligaciones van a pasar a ser de los padres intencionales, los cuales asumiran la paternidad legal.

No hay una sola razón para optar al vientre de alquiler, muchas veces se recurre a esta práctica debido a la infertilidad de uno u ambos miembros, también se suele recurrir al vientre de alquiler debido a embarazos de riesgo, también es una opción para personas solteras o parejas homosexuales que tengan algún tipo de imposibilidad para conseguir tener hijos.

Las madres de vientre de alquiler, pasan rigurosos controles para poder ser madres gestantes

Tipos de vientre de alquiler

Dentro del proceso de subrogación, existen diferentes tipos.

  • Vientre de alquiler completo, o gestación subrogada completa: En este caso la madre subrogada, también aportará los óvulos que se necesitan para el embarazo,  el óvulo de la madre subrogada, va a ser inseminado de forma artificial por el hombre que desea ser el padre, no obstante también se puede recurrir a un donante anónimo. Si se elige este caso, se deberá tener en cuenta, que la madre subrogada aparte de aportar el vientre, va a tener también carga genética común con el bebé, es decir, en este caso va a ser también la madre biológica del recién nacido.
  • Vientre de alquiler gestacional. o gestación subrogada gestacional: En este caso el bebé resultante, va a ser fruto de la fecundación del óvulo y el esperma de la pareja, o alguno de los dos de un donante (hay casos que incluso ambos, óvulo y esperma corresponden a donantes), una vez que se ha fecundado el óvulo in vitro, los embriones se transfieren a la mujer que se encarga de llevar a cabo el embarazo. En este caso la madre gestacional no tiene ningún tipo de vínculo biológico con el bebé.

¿Qué ocurre con la custodia física y legal de los hijos del vientre de alquiler?

La custodia tanto física como legal de los hijos resultantes del vientre de alquiler, tanto durante como después del propio parto, va a recaer en los padres intencionales. Las parejas o personas que buscan el proceso de maternidad subrogada, o de vientre de alquiler, son sometidas a exámenes emocionales, no obstante también psicológicos, y también físicos. No obstante, ¿Son solamente los padres intencionales los únicos que tienen qu pasr por examenes psicológicos? ¡No! La madre subrogada también tiene que pasar por diferentes exámenes físicos, psicológicos, y emocionales.

¿Con qué fin, se hacen todas estas pruebas? Todo este tipo de pruebas aparte de realizarse para saber a ciencia cierta si el embarazo puede llevarse a cabo de la mejor manera posible, también se hace para que ambas partes tomen conciencia del contrato que están estableciendo. La maternidad por sustitución, maternidad subrogada, o vientre de alquiler, son procesos complejos.

¿Cómo funciona el vientre de alquiler?

Hay algunos países donde su práctica es legal, en estos países también existen agencias que están especializadas en maternidad subrogada y que además asesoran a las parejas o personas que realmente desean tener a su hijo a través de un vientre de alquiler (o madre de alquiler), estas agencias son las que se ponen en contacto con las mujeres que ofrecen su útero. Siempre se intenta buscar la gestante idónea en función de las características de la pareja o de la persona en particular, y en función también de lo que esa familia necesita.

¿Qué cosas nos va a aportar contratar una agencia de gestación subrogada o vientre de alquiler?

Confiar en una agencia de gestación subrogada o de vientre de alquiler, nos va a aportar muchas cosas, y nos va a facilitar mucho nuestra vida, obviamente va a buscar que la madre subrogada que va a gestar a nuestro bebé, cuente con todas las características necesarias para ello, como por ejemplo, carecer de antecedentes penales, haber pasado una evalucación tanto médica como psicológica, también se tienen muy en cuenta otros parámetros como por ejemplo, si estas mujeres tienen una posición económica estable, también se tiene muy en cuenta, si ya han sido madres. Por otro lado, algo fundamental y que se tiene muy en cuenta, es la edad, siendo el marco de edad recomendada entre los 25 y 35 años.

Aspectos legales del vientre de alquiler

En España el vientre de alquiler, o maternidad subrogada, aún es un procedimiento ilegal, por eso mismo, siempre se opta por realizar el procedimiento con madres de EEUU, en España, se establece como “madre” la persona que da a luz al bebé. No  obstante el ministerio de justicia, a través de la dirección general de registros y notariado, es quien dicta las instrucciones para registrar en España a los niños nacidos en el extranjero que son frutos del vientre de alquiler, esto se puede realizar siempre y cuando exista una resolución judicial del país de origen que garantice que ese proceso es legal.

Para inscribir a niños que han nacido por procedimientos de vientre de alquiler en el extranjero, se deben de cumplir con dos condiciones básicas:

  • Que el país donde se hace el procedimiento cuente con una ley específica que regule esta práctica, haciendo una sentencia de filiación, y donde se certifique también que la madre subrogada está realizando ese proceso de una forma libre (sin ningún tipo de coacción).
  • Documentación que confirme que los padres intencionales realmente son los que tendrán la vinculación legal con el bebé.

EEUU es uno de los destinos fundamentales donde se suele realizar este procedimiento, debido a que proporciona facilidades para realizar las dos clausulas que acabamos de mencionar.